Infinito By ®σмy™: Mátame de una vez

PRINCESA DEL INFINITO ROSA

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Mátame de una vez

¿Qué puedes hacer cuando sientes que lo perdiste todo?
Que arriesgaste todo y perdiste.
Apostaste por la opción equivocada.


Sabiendo que no era una buena opción
pero nada importó, tan solo seguiste a tu corazón.
Para salir herida, gravemente herida al final.


Hay dos opciones:
Seguir torturandote o seguir tu vida y ser feliz.
La segunda es la mejor, obvio.


Pero, ¡ dile eso al corazón!
El mio no entiende de razones.
El pobre solo vive para sufrir.


Pequeños momentos de felicidad,
lo distraen de vez en cuando.
Pero nada logra curarlo aun.


A veces pienso que el único capaz de curarlo eres tu.
Que eres el único que logra calmarme realmente.
Que cuando escucho tu voz, todo es mejor.


Excepto cuando me gritas, no hagas eso.
Se que ya fue suficiente, pero es tan dificil.
Ahora con lágrimas en mis ojos te lo digo.


¿Habrá alguien más que pueda sanar mis heridas?
Esto no está bien, me consume día a día.
El dolor llega tan profundo hasta dejarte muerto.


Dile que se vaya por favor.
Me esta matando, de a pocos.
Lentamente, alargando este sufrimiento.


Acabar con mi vida no es una opción.
Pero si sigo así, sucedera.
Con mis constantes adicciones.


Si fuera así, déjate ver para decir adiós.
Diría que te quiero y que siempre lo haré.
Que te amé a pesar de que tu no lo hiciste.


Que siempre estuve ahi, a pesar de todo.
Que digas lo que digas ya es tarde,
para todo, absolutamente todo.


Y que nunca encontrarás, escucha bien,
jamás encontrarás a alguien como yo.
Que este dispuesta a todo lo que estaba dispuesta por ti.


Finalmente me iría para siempre.
Sin un beso ni abrazo de despedida,
me debilitaría aun más hacerlo.


Así me siento ahora,
la persona más frágil de este mundo,
con el corazón hecho pedazos.


Sin saber que hacer o que decir.
Aunque ya todo este dicho o escrito.
Quisiera saber mi destino.


En esto que acabo de escribir se fue lo poco
que me quedaba de alma, corazón y vida.
Tu te las robaste sin querer.


También se fueron todas las lágrimas que me quedaban,
no deje de llorar todo este momento.


Quiero pensar que cuando vuelva a abrir los ojos
ya no estaré aquí, en este mundo.


Adiós.
Te amo.



Escrito la madrugada del 28/09/10.
Ya no escribiré inspirada en ti.
Ya saqué todo.
Se acabó.

Publicar un comentario