Infinito By ®σмy™: mayo 2011

PRINCESA DEL INFINITO ROSA

miércoles, 25 de mayo de 2011

Amanecer

Aun sufro por estar lejos,
la felicidad no toca a mi puerta últimamente
o al menos espero no haberla dejado pasar sin darme cuenta.


Quiero sonreir.
Ya me tocan tiempos más felices.
¡No debo dejarme caer!


Ya fueron suficientes lágrimas,
demasiadas diría yo.


Ya es tiempo de flocerer cual primavera.
Ya es tiempo de un nuevo amanecer.




lunes, 23 de mayo de 2011

Víctima de amor no correspondido

"Soñar no es lo que yo quería...




Lo que yo quiero es la realidad."


No quería que me rompieran el corazón...


Y a pesar de ello, te entregué la llave.


Ya no me refugio en aquel vicio...


Y empecé a hacer caso a algo como esto...


Mi verdad de hoy

Hoy no me puedo caer,
hoy ya no.


Tu nombre no hará que me quiebre el día de hoy.
Debo aceptar que hay una musa en tu vida
y esa no soy yo.


Un poeta puede escribir sin musa
pero tus escritos parecen dirigidos a ella.


Ya no voy a sufrir leyéndolos,
aquellos días terminaron.


Hace poco tuve una visión
y en ella estabas tu.


Te encontrabas en un futuro lejano junto a mi,
me asuste un poco cuando lo pensé.


Jamás pude imaginarlo de esa manera.
Tan claro, tan concreto y tan real.


Quien sabe si se cumpla,
ya no espero nada de nadie.


Suelo dar mucho y ya no me importa lo que reciba.
Sabía que sufría dando tanto y aun así seguía haciendolo.
Yo no le decía masoquismo, para mi era amor.
Porque todo valía la pena si al menos obtenía un instante de felicidad.


Te extraño.


domingo, 22 de mayo de 2011

Extrañando más que nunca

Extraño cuando era pequeña.
Cuando los problemas no eran nada
y el amor que conocía no me hacía daño.


Extraño a mi abuelita que ya no está.
Cuando era pequeña ella aun estaba conmigo.
Siempre me engría, siempre fui feliz a su lado.
Cuando me veía llorar siempre supo calmarme.
Me pregunto que me aconsejaría en estos tiempos.
Gracias por ser mi ángel de la guarda, mi corazón sabe que lo eres.


Extraño a mi papá.
Me siento tan sola ahora que está lejos de mi.
Podremos hablar siempre pero ya no es lo mismo.
Sé que se fue por algo mejor para nuestra familia.
La tristeza que me causa su ausencia
es el sacrificio que debo pagar.


Extraño cuando todo era más fácil.
Cuando aprobaba exámenes aunque no estudiara.
Cuando no tenía que hacer tantos sacrificios.
A pesar de tener tanto siempre habrán tiempos más fáciles.
Donde tu aun no existías y este amor tampoco.


Y te extraño a ti.
Extraño reir contigo, reir a tu lado.
Extraño cuando el amor que sentía no se mezclaba con todo.
Extraño todos los momentos que pasé contigo,
excepto aquellos en los que lloré.
Hoy estás lejos y asi debe ser
hasta que este amor no correspondido que siento por ti
me permita volver a ser la amiga que extrañas
y mi permita a mi también volver a tener al amigo que extraño.


No todo lo que extraño volverá,
no todo lo podré recuperar.


Pero mi papá si volverá y tu también lo harás.
Espero aquellos días.
De seguro lloraré, será inevitable.
Son de las personas que más quiero,
siempre tenganlo presente.
Los amo.


miércoles, 18 de mayo de 2011

Invisible

Si tu me devolvieras todo lo que te di
no acabarías nunca.
Porque aun te sigo dando tanto
y tu ni siquiera consigues notarlo.


Se acabaron los días de mendigar tu cariño,
de recoger las migajas que dejas caer
y de contentarme con ello
o al menos intentarlo.




Nunca pensé que sería invisible para alguien
pero así parece,
es mi realidad.




A pesar de haber dado tanto
aun queda muchísimo más,
tan solo un alma pura podría verlo.


Por ello es que tu no lo notabas
y jamás lo harás.


Me voy con mi corazón a otra parte
y por si te das cuenta
aun yacen mis besos, regados por el suelo.


Por si algún día me extrañas, puedes recogerlos
y ahí conocerás lo que es vivir de migajas de cariño.




Me entenderás y te darás cuenta
de cuanto daño me hiciste.


Para aquel día dejaré de ser invisible a tus ojos,
me buscarás, pero nunca me encontrarás.


martes, 17 de mayo de 2011

Días sin tus noches

Vinieron días sin tus noches
y no puedo reclamar.


No hay devoluciones
para algo que yo no compré.


Vinieron de regalo con tu ausencia
y trajeron un poco de soledad consigo.


No tienen fecha de caducidad,
me dijeron que yo misma debía encontrarla.


¿Y si no acaban nunca?
Tampoco puedo dárselos a nadie más,
están hechos solo para mi al parecer.


Tuve que aprender a convivir con ellos,
no tenía ni tengo otra opción.


Si, aun sigo en ellos.
Encontrarles un fin es como un acertijo.


A pesar de que hablé con el dueño original de estos días,
todo sigue igual.
Ninguno de los dos esperaba que yo fuera la siguiente en tenerlos.


Llegaron sin querer.
Sin permiso.
Sin próposito.


Tampoco se imaginaría que llegarían incompletos, mucho menos.
Si para el las noches son tan valiosas,
aquella idea es inconcebible.


Tampoco hay nada más absurdo para mi.
Ni nada más cruel.
Ni nada más triste.


¡Se buscan las noches en ti!
Quien las haya visto démelas, ¡por favor!


Su dueño original también las busca,
pero el ya no las merece.


(Si tan solo ella pudiera darse cuenta
que pasaron delante suyo
y ya las dejó atrás, para siempre.)

Producto del deseo.

Producto de tu inspiración.
Producto de mi ser.
Producto de nuestros deseos
para satisfacernos mutuamente.


Mujer en potencia.
Precavida e improvisada a la vez.


Siempre inocente.
Siempre tímida.
Siempre dulce.


Es cuestión de que te vayas adentrando
en el amplio paraje que posee
aquel cuerpo aun virgen.




Aquella larga cabellera castaña.
Aquella mente del infinito rosa.
Aquellos ojos que suplican por amor.


Dueña de los más oscuros deseos
por ti y para ti.


Tú, dueño de sus pensamientos algunas veces.
¿Volverás para seguir recorriendo aquellos parajes?


Tiempos difíciles y de indecisión la aquejan,
se pierde en sus lágrimas por momentos.
Tus palabras le devuelven cierta calma a veces.


Hoy se pregunta si caerá de nuevo en el deseo.
En tus redes.
En ti.



domingo, 8 de mayo de 2011

En tu día...

Perdona todas las preocupaciones
ahora verás que el sol saldrá,
tan solo estamos en camino
hacia el final de nuestro arcoíris.



sábado, 7 de mayo de 2011

¿Hola?

Gracias, si aunque sea me recuerdas en silencio.
No me gusta la ingratitud y la indiferencia.
No creo haber hecho nada para merercérmelo.


Pero yo ya no diré nada
porque la amistad no es de uno solamente.
Esperaré un manifiesto.


Me da pena, a dos semanas tan solo
y no sé ni como estás.


Supongo que bien,
peor estoy yo.


Lo material no lo es todo.
Hoy mi familia está triste
uno de sus miembros está lejos
y otro anda mal.


Donde queda el "siempre estaré ahi",
el "no me he olvidado de tu amistad"
y el "sabes que eres importante para mi".


Palabras, tan solo letras que veo en esta pantalla.
No veo hechos, ya creo que fue suficiente tiempo lejos.


Estos días extraños siento que los pasé algo sola.
Me habló alguien que no esperaba, gracias.


Ya no sé que pensar, la razón ya no vive más.


martes, 3 de mayo de 2011

Empezando a vivir =)

Nadie me enseño, yo aprendí.
Hoy, cuando me dicido a enfrentar los recuerdos.
Cuando veo que aun duelen
pero las heridas ya empiezan a cicatrizar.


Sigo en el camino hacia el final de mi arcoiris,
sin saber que me encontraré mientras tanto.


Queriendo vivir y tontamente, negando el pasado.
El dolor ya traspasó hasta lo más profundo.
Mi cura no debe tardar...


Mañana no sé quien estará
o si ya no estaré.
Hay muchas cosas que quiero hacer
y muchas otras que hubiera querido hacer.


Ya no se trata de alguien más,
se trata de mi.


Nuevos vientos se aproximan,
no le deseo a nadie lo que me tocó sufrir.
Ni siquiera a ti.


Solo quiero que todos logren lo que desean
y sean felices, sin daños a terceros.


Todos, incluyéndome.




domingo, 1 de mayo de 2011

Amor.

Ya era hora de decir algo,
tantos días callada no es bueno.


Mañana: siempre habrá uno.
Ayer: ya no me importa más.
Hoy: no existe.


Hoy quiero dejar mi pasado atrás
y no pensar en el futuro.


Quiero conocerme y conocerte más.
Enséñame a sonreir de nuevo,
a reirme de la vida y a que ella no se ría de mi.


Eres como la brisa,
que llega y me inunda de felicidad.


Soplan vientos nuevos con tu mirar
y yo me entrego a ellos
pues ya no temo volverme a enamorar.


No busco otro clavo
porque no quiero mi pared llena de hoyos.


Toma mi mano y llévame al infinito.
Pero si voy, esta vez será para siempre.


Mi cura se aproximará sola,
tan solo encárgate de hacerme feliz.


Algun día te encontraré...