Infinito By ®σмy™: noviembre 2011

PRINCESA DEL INFINITO ROSA

domingo, 20 de noviembre de 2011

Noviembre contigo y sin ti

Te extraño en esta noche de noviembre.
Algo nublada.
Ya no tan fría.


Días extraños a lo que estamos acostumbrados.
Algo lejos.
Teniéndonos el uno al otro como motivación.


¡Yo sé que puedo!
¡Yo sé que podemos!


Cuando estos días acaben será increíble.
Te espero a la hora exacta como acordamos.
Ni un minuto más por favor.


Me mataría no verte más tiempo.
Así sean segundos.


No es solo un tiempo de pruebas para mi
sino para los dos.


De seguro te extrañaré como nunca antes.
Pero todo sacrificio tiene su recompensa.
Lo sabes muy bien...


Je t'aime mon amour ♥
¡Este verano que viene es nuestro!

lunes, 14 de noviembre de 2011

(El título de nuestro amor)

Esta noche no me acompaña tu voz.
Esta noche tan solo evoco nuestros recuerdos.


Todo lo que te extraño queda pequeño.
Ahora es mucho más.


Pero yo sé que dejaste a la luna llena
para que me cuide y me acompañe esta noche.


¡Bien pensado!
Pero por más que me acompañen todos los astros,
ninguno se compara a tu compañía.


Escuchar tu voz aunque sea por un instante
le da sentido a las 24 horas de cada uno de mis días.


Y lo que le da sentido a mi corazón
y hace que siga latiendo
es simplemente el amor que va creciendo.


Día a dia.
Minuto a minuto.
Segundo a segundo.


Aquel amor que solo nuestros corazones entienden.
Porque solo ellos hablan aquel lenguaje tan peculiar.


Tan puro.
Tan especial.
Tan sincero.


Dulces sueños mi querido ángel.
Te amo.


martes, 1 de noviembre de 2011

Una carta a nuestro amor

Un poema no basta para describir lo que siento.
Una mirada puede decir más que mil palabras.
Un corazón guarda muchos sentimientos.
Pero nuestros corazones guardan uno demasiado grande: Amor.


El amor que tenemos el uno por el otro.
El inmenso amor que nos tenemos.
Nuestro amor en todas sus formas.
La vida que queremos vivir uno al lado del otro.


No miento cuando digo que mi corazón te habla en este escrito.
No miento cuando te miro directamente a los ojos y te digo que te amo.
No miento cuando digo que cada segundo que pasa te amo más que el anterior.
No miento cuando digo que no permitiré que nada ni nadie nos separe.


Mi pecho quema y arde demasiado.
Porque mi corazón esta saltando de alegría dentro de el.
Nada se compara con este sentimiento, es único.
Nadie se compara contigo, eres único.


Aun nos falta mucho por vivir a cada uno y juntos también.
Pero créeme que estoy dispuesta a compartir el resto de mi vida contigo.
Tu deseo de fusionarnos y convertirnos en uno solo se va cumpliendo.
Nuestro amor nos une tanto.


Créeme que no hay alegría más grande que verte sonreír.
Ahí es cuando siento que cumplo una meta contigo: hacerte feliz.
El hombre más feliz de todo el universo.
El hombre que me gustó desde la primera vez que lo vi.


Esto es un preámbulo de todo lo que se nos viene.
Mucha más felicidad.
Pasión.
Mucho más amor.


Tenemos toda la vida por delante...
¿Qué estamos esperando?


Te amo Renzo
y cada segundo más.